Cómo trabajar productivamente desde casa

Natalia Kolomiets

Publicado el marzo 25 2020

NordicStory Escritorio Madera Maciza Roble Nordico

Ahora estamos en la situación en la que muchas personas que no suelen trabajar de forma remota ahora trabajan desde casa, y puede ser difícil concentrarse. Por supuesto, si eres como yo, estoy inmensamente agradecida por el hecho de poder trabajar desde casa.

En todas partes del mundo, hay personas que no pueden trabajar en estos días, personas en innumerables profesiones cruciales donde, si no se presentan, no se les paga. A medida que todo se cierra, estas personas están perdiendo sus medios de vida.

Pero para todos los que estamos trabajando desde casa:

Si tienes problemas para concentrarte, date transiciones. Es difícil pasar de los últimos titulares de COVID-19 a la gran concentración necesaria para trabajar en ese informe, así que da un paso intermedio. Una vez que hayas revisado las noticias, comienza a trabajar abordando algo relacionado con el trabajo, pero con poco esfuerzo, como responder correos electrónicos sencillos, leer un informe interesante, etc. Eso ayudará a desviar tu atención de las noticias hacia tu trabajo. Luego, después de haberte reajustado, intenta abordar ese proyecto de alta intensidad.

Crea un espacio de trabajo adecuado. Quizás estés trabajando desde tu casa, al igual que tu cónyuge y tus hijos que también estarán en casa, y tu hogar no está configurado para adaptarse a esa situación. Considera mover los muebles y cambiar el propósito de algunos espacios para que cualquiera que necesite un lugar donde concentrarse pueda conseguirlo. Muebles de madera maciza roble nordico escandinavo industrial Escritorio

Date horas de trabajo. Esto es importante para tu productividad, y también es útil para cualquier otra persona que esté en casa contigo. Deja saber a otras personas cuándo deben dejarte solo para que puedas realizar tu trabajo. Y más generalmente ...

Tener un plan. Especialmente, cuando trabajas solo, debes mantener un horario diario más estructurado de lo habitual. Por lo general, nuestro tiempo y la estructura de nuestro día están influenciados por otras personas. Vas a experimentar que tu día carece de las estructuras normales que usualmente tienes. La gente podría tener dificultades para lidiar con eso. Tu horario debe incluir múltiples descansos a lo largo del día, ya sea para jugar con el perro o consultar tus redes sociales.

Presta atención a la apariencia de tu video. Ahora que muchos de nosotros nos conectaremos por video, tómate un tiempo para prepararte. Aparenta profesionalidad, considera lo que la gente verá en tu fondo (y ordena te distrae), considera la iluminación y el ángulo, y reduce los sonidos(haciendo clic en un bolígrafo, tocando la mesa) al mínimo.

Y una cosa es cierta para todos nosotros ...

Se paciente. Este no es el momento de enfadarse porque un compañero de trabajo tiene un perro ladrando, un bebé llorando o un niño molesto. No es el momento de ser sarcástico cuando alguien no comprende muy bien cómo usar la tecnología correctamente, no sabe cómo cargar un archivo en Dropbox, sigue preguntando cómo compartir una pantalla. Y si eres esa persona, con el perro ladrando o la falta de familiaridad con Zoom, sé paciente contigo mismo. Esta es una situación sin precedentes, y estás haciéndolo lo mejor que puedes. Estos malos momentos no durarán para siempre, muy pronto todo volverá a su lugar y volveremos a nuestra vida habitual. Y lo que la vida nos prepara depende de a dónde vayamos ahora.

Más publicaciones